miércoles, octubre 11, 2006

Coloretto


Hay veces que apetece echarse una partidita a un juego rápido, divertido y que no necesite comerse el coco en demasía, pero que tampoco sea como jugar a la oca.
Pues bien, para esos casos, recomiendo enfervorecidamente el Coloretto.

Coloretto es un sencillo juego de cartas de Michael Schacht que no dura más de 30 minutos, en el que pueden jugar de 3 a 5 jugadores y que cuesta poco más de 5 euritos en sitios como lapcra, siendo así compra obligada para todos aquellos que quieran tener un buen filler.

En Coloretto, hay tres tipos de carta: las de color (las más comunes), las de 2 puntos extra y los camaleones (comodines). Además, hay unas cartas que señalizan cada una de las filas que habrá en el centro de la mesa y que se corresponden a cada uno de los jugadores. Así que, de cajón, si hay tres jugadores, se ponen al principio de cada turno 3 de esas cartas en el centro de la mesa; si hay 5, pues cinco.

El resto de las cartas se deja, boca abajo, a mano también. En cada turno, un jugador tiene dos opciones: robar una carta del mazo boca abajo y ponerla a su vez boca arriba en una de las filas disponibles o llevarse uno de los mazos. Hay que tener en cuenta que las filas no podrán tener nunca más de 3 cartas.
Por lo tanto, un jugador puede elegir llevarse una fila con una sola carta, con dos, o con tres (si es lo que procede).
El objetivo del juego es acumular cartas del mismo color: cuantas más cartas iguales, más puntos. Pero, ciudado: sólo puntuan positivo los tres colores de los que más cartas tengas. El resto, restarán.

Ahí está la estrategia del juego. Coge los colores que te interesen, evita que los rivales cojan los que le interesen, arriesga y llévate muchas aunque te resten o juega a ser conservador...allá tú.
Y luego, al final, se recuenta: ten en cuenta las cartas de +2 y usa los comodines para añadirlo al color que más te interese.

En definitiva, un juego muy divertido, para toda la familia y eficaz para pasar el rato. Lógicamente, no estamos ante uno de esos juegos que vuelven loco a la gente, pero sí ante uno de los que han de estar en cualquier ludoteca que se precie. Las cartas son chulas aunque quizá son demasiado sencillas en cuanto a nivel de ilustraciones, pero con los colorines, como que quedan aparentes...

2 comentarios:

Calamar dijo...

Oye, publicarás algo del JDA, ¿no?

Un abrazo.

Álex.

Pedrojar dijo...

Síp, gracias por el interés. A ver si el curro (ando hasta arriba entre unas cosas y otras) me deja un rato y cuento un par de cosas que tengo pendientes...