viernes, junio 23, 2006

El Grande


El Grande es un juego al que le tenía muchas ganas. Había oído hablar mucho de él, y bien. Lo primero que choca de él es su nombre: El Grande. Leer algo en cristiano cuando uno busca un juego alemán, como que sienta bien. Y si tiene ese nombre es porque el tablero es el mapa de España. Durante el medievo, pero Egggpaña al fin y al cabo. Lo segundo que choca del juego es que tenga más de 10 años. Parece increíble que juegazos como este no hayan sido publicados en el país al que el juego se refiere. Semos españoles.

Pues bien, al grano. El Grande es un juego de 2 a 5 jugadores (que pueda jugar la parejita siempre se agradece) y una buena partida puede durar dos horitas (la primera siempre se alarga bastante más, por el tema de las reglas, principalmente).
Salvando las distancias, podemos decir que es una especie de Risk pero sin dados y muchísimo más sustancioso.

En El Grande, cada jugador representa a uno de los reinos (se sortean al principio), y en él situará su Grande (una megaficha), que denotará que es su reino inicial (aunque luego puede ser movido con alguna carta especial). El objetivo del juego es simple: expandirse y conquistar todo lo posible, pero inteligentemente.
Hay nueve rondas, y tras cada bloque de tres, se realiza una puntuación. Los puntos se consiguen de dos maneras: con los caballeros que haya en el castillo (cada jugador puede introducirlos siempre libremente) y con las puntuaciones de los reinos: cada reino otorga una puntuación distinta a los tres jugadores que más caballeros tengan en ellos. Así, lo que hay que intentar es conseguir mayorías en cada uno de los reinos (sobre todo en los más valiosos) para ganar muchos puntos. Pero, además, el reino donde cada jugador tiene a su "Grande" y el reino donde está el Rey, puntúan extra.
Porque hay rey, señores. El rey es el eje de la partida. Es algo así como en la realidad: está ahí, es importante, es un figura, hace poquito, pero es el puto amo al fin y al cabo. El rey delimita las regiones en las que, en cada turno, cada jugador puede ir añadiendo caballeros.
¿Y cómo se añaden caballeros? Es fácil. En cada turno, cada jugador va sacando una carta en la que se le indica cuántos puede meter en su provincia ese turno (desde cero hasta un buen porrón).
Pero eso no es todo. Una vez ha puesto sus caballeros, o antes de hacerlo, hay que jugar una carta de uno de los taquitos que hay en la mesa; son acciones, cada una más chula, que pueden reventar la partida (mover al rey, mover caballeros tuyos o del rival, vetar una acción, puntuar un reino extra, etc.) y que influyen en la cantidad de caballeros que se pueden meter al tablero desde la provincia (meterlos todos de golpe o aguantarlos para las vacas flacas es cuestión de táctica pura y dura).
Y así hasta que acaban las nueve rondas. Quien más puntos tenga al final, gana.

En fin, un juegazo, para qué nos vamos a engañar. Tensión continua, algo de suerte, táctica, España de fondo, unos materiales espectaculares (el tablero es precioso y las maderitas de las fichas tipo Caylus o Puerto Rico son un gusto)...
Su única pega, por decir algo, es que no es barato. Pero no sale caro. Es de los de tablero y tiene muchas piezas, luego los veintipico euros que cuesta pidiéndolo a Alemania compensan.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Dentro de poco tienen previsto sacra la edición del décimo aniversario con las expansiones del juego. http://www.boardgamegeek.com/game/22439
A ver si lo publican en "cristiano" una vez.

PD. Me encantan tus reseñas de juegos. Un saludo. Jsper

Pedrojar dijo...

Muchas gracias, Jsper. Por la info y por el comentario. Me alegro de que os gusten, la verdad. Sin ese tipo de cosillas serías difícil sacar tiempo para hacerlas, pero es un placer.

En cuanto a la nueva edición, la verdad es que promete. Yo aún no he tenido la oportunidad de jugar con las expansiones, así que...

Anónimo dijo...

Pues lo dicho Pedrojar, ánimo que da gusto leer tus críticas de juegos. Y después del momento educolarante, jejeje, te comento aunque quizá ya lo hayas visto en la BSK, que El Grande es uno de los juegos que se barajan como nueva publicación de Devir, aunque la mayoría apostamos por el Civilization.

En cualquier caso este es un juego que quizás me haya echado un poco para atrás por su aparente dificultad y que tenga textos "extranjeros" en sus cartas. veremos si algún día me animo porque es un clásico.

Un saludo. Jsper

Edu M. dijo...

Otro de esos juegos al que le tengo ganas.

Edu M. dijo...

Después de jugar una primera partida (y ganar por un punto xD) el juego me ha parecido espectacular, merecedor de la fama que tiene.

Pedrojar dijo...

Me alegro, edu m. De tu primera partida y de tu victoria, jeje. A mí también me lo pareció. Y la versatilidad de poder jugar de 2 a 6 es una maravilla.

Anónimo dijo...

hola predrojar:

Acabo de leer la magnifica reseña de este magnifico juego,y me ha surgido una duda.¿crees que para 2 jugadores(mi novia y yo) es un buen juego?¿Lo has probado a 2?

Un saludo,y gracias por tús reseñas.

FITI23

Pedrojar dijo...

Gracias por el comentario, fiti23. Pues si te digo la verdad, a este aún no he jugado a dos, así que no te podría decir. Supongo que no irá mal, pero creo que la interacción con más gente es bastante interesante.

En cuanto a juegos de mayorías para dos, a mi me encanta el Kreta (y a mi novia también), que también está reseñado por aquí. Échale un vistazo.